Si hay algo indiscutible en la historia de los bolsos de lujo es que Louis Vuitton es la marca más reconocida del mundo. En CBL Bags conocemos esta historia por ser expertos en el sector de la compra venta de bolsos de lujo. La misma se remonta al siglo XIX con una historia, una de las cosas que hace que Louis Vuitton sea tan exitosa y consiga la fidelidad de sus clientes.

Dentro de la larga historia de la casa Louis Vuitton, si hay un bolso que ha destacado entre los demás, es el modelo Speedy, todo un icono de la marca que cualquier buen amante de los bolsos debería tener.

Al contrario de lo que podría parecer, el origen del modelo Speedy de Louis Vuitton se remonta al año 1930. De hecho el Speedy en realidad surgió por la necesidad de adaptar el clásico modelo de viaje Keepall a un tamaño que pudiera usarse a diario. Así pues el Speedy fue el primer bolso de mano “per se” diseñado por Louis Vuitton, ya que hasta entonces se habían especializado en maletas y bolsas de viaje de mayor tamaño.

El bolso Keepall, predecesor del Speedy.

En los primeros tiempos este modelo se conocía como el Express, derivado de la era de los automóviles y nuevos electrodomésticos que llegaban de Estados Unidos. Poco después de su introducción, fue rebautizado como el Speedy, dado el deseo de vivir el estilo de vida acelerado de la época.

El tamaño original del Speedy es 30 cm, lo que lo hace más fácil de llevar en el día a día sin sacrificar su amplitud. En 1965 la actriz Audrey Hepburn le pidió a la casa Louis Vuitton una versión aun más pequeña del bolso logrando el nacimiento del Speedy 25.

Audrey Hepburn llevando el Speedy 25 en diferentes ocasiones

Hoy en día se puede encontrar en su tamaño original de 30 cm, en el de 25 cm y también en 40 cm, 35 cm e incluso el tamaño nano, adaptando el bolso a las diferentes necesidades de las mujeres modernas, de manera que puedan llevar tu bolso favorito en cualquier ocasión.

La familia Speedy en sus diferentes tamaños

Los materiales con los que se confecciona el Speedy también han ido evolucionando a lo largo de los años.  En sus inicios estaba confeccionado en lona lisa pero un año después de su debut, Vuitton empezó a producir el Speedy en lona Monograma. A día de hoy se puede encontrar en lona Damier, piel Epi e incluso en 2005 se creó el Neo Speedy en el que han logrado estampar el monograma en tela denim.

La incorporación de Marc Jacobs en 1997 como director creativo de Louis Vuitton, ha dado lugar a múltiples versiones del Speedy fruto de colaboraciones e inspiración de artistas como Stephen Sprouse, Takashi Murakami, Jeff Koons o Yayoi Kusama entre otros.

Diferentes intervenciones artísticas en el Speedy. De ida. a dcha. Stephen Sprouse, Richard Prince y Yayoi Kusama.

Con una herencia tan histórica que data de inicios del siglo XX, comprar un bolso Speedy, en cualquiera de sus versiones, equivale a comprar un pedacito de historia de Louis Vuitton.

Consigue tu pedacito de historia de Louis Vuitton con CBL Bags, expertos en bolsos de lujo de segunda mano.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *