Louis Vuitton y el arte (Parte 2)

Sin duda alguna, la marca de bolsos Louis Vuitton no conoce fronteras geográficas. Sus fans son hombres y mujeres que viajan por el mundo, siempre acompañados de sus bolsos Louis Vuitton.

Siguiendo su ya conocida tradición de propiciar colaboraciones con artistas de renombre mundial, esta vez  hablaremos de dos artistas japoneses que han unido su talento al concepto vanguardista de Louis Vuitton. Así como en nuestra última entrega les presentamos la colaboración de artistas occidentales, hoy nos trasladamos a oriente con dos grandes del arte nipón.   

Llamado el Andy Warhol japonés, Takashi Murakami culminó un ciclo de 13 años de colaboración exitosa con Louis Vuitton que comenzó de la mano del anterior director creativo de la casa, Marc Jacobs. Juntos conjugaron la creatividad e innovación de oriente y occidente, plasmando la estética de Murakami y la tradicional calidad de bolsos Louis Vuitton. Juntos fueron pioneros del modelo lucrativo de relación entre la moda y el arte, un concepto que es ahora de rigueur entre muchas casas de reconocimiento mundial.

Bajo la mirada vanguardista de Jacobs, Murakami le aportó a la muy tradicional imagen Vuitton un aire fresco, reorganizando el conocido sello Monograma de la casa hasta convertirlo en un sueño kawaii. Su paleta de brillantes colores son representativos del estilo alegre que Murakami le imprimió a las colecciones Cherry Blossom y Multicolore. Pero lo sobrio también marcó algunos diseños de Murakami quien supo darle una profundidad conceptual a las colecciones Character y Monocamouflage.

La casa de bolsos Louis Vuitton, ahora bajo la dirección de Nicolas Ghesquière, decidió descontinuar  el modelo Multicolore, por lo que en adelante los fans que posean este bolso se hacen con una pieza de colección.  (ver links en VC y web CBL)

Monogram Multicolore Speedy City Bag

                                           

Con este modelo, en la temporada Primavera/Verano de 2003,  comenzó la  epidemia de los bolsos “must have”, convirtiéndose en el accesorio más buscado de esa temporada. Una vez más Murakami mostró su apreciación por esa línea sutil entre las artes plásticas y las artes comerciales.

La Colección  Monogramouflage se inauguró en el  Brooklyn Museum, una vez  más incorpora la moda en el campo de las artes plásticas. Curiosamente, el diseño que había pertenecido hasta entonces al ámbito militar pasó a representar una transición hacia la humanización del concepto, alejándolo de sus raíces militares.

La Colección Cherry Blossom de Murakami es, sin duda, su sello más conocido. Su emblemático diseño de flores de cerezo representa su herencia japonesa y el kawaii pop art del cual es pionero. De esta manera, la sobriedad tradicional se convierte en una encantadora fiesta de colores.

Yayoi Kusama

El carácter obsesivo y la inocencia de sus obras de arte me ha tocado. Ella tiene éxito en compartir su visión del mundo con nosotros. La admiración es mutua. Marc Jacobs

Yayoi Kusama es una japonesa que el pasado mes de marzo cumplió noventa años y es una de las artistas contemporáneas más populares. Su historia personal es tan interesante como  su arte. Por decisión propia vive en un manicomio y dibuja compulsivamente para alejar su neurosis.

Siglo después de haber pasado hambre en Nueva York y haber intentado sin éxito conseguir una galería a la cual vender su obra, hoy bate récords en las subastas.  Su relación con Louis Vuitton viene dada por el interés que su obra, representación clave del arte minimalista y del pop art, despertó en Marc Jacobs  mientras éste estuvo al frente de la casa Vuitton. 

Para Louis Vuitton el interés por el arte no depende de tendencias que van y vienen; es una pasión que identifica la esencia de la casa y que data desde 1854. Por eso cuando Jacobs tomó la decisión de colaborar con Kusama lo hizo basado en la historia de la casa que década tras década  ha buscado asociar la marca con artistas de prestigio.

Juntos, Jacobs y Kusama presentaron una colección única, reconocible con la misma rapidez que el mismo sello Monogram de la casa. Cuando ves lunares y colores brillantes en un bolso Vuitton, puedes estar segura que quien firma es Yayoi Kusama.

La colaboración entre Vuitton y Kusama se extendió más allá de las pasarelas o las tiendas emblemáticas de la casa alrededor del mundo. En este sentido, Jacobs fue el artífice de una exposición que invita al visitante a sumergirse en el mundo de Yayoi Kusama y que se ha presentado en museos tan prestigiosos como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el Centro Pompidou de París, el Tate Modern de Londres y el Whitney Museum de NuevaYork.

                                           

En CBL Bags nos dedicamos a la compra venta de bolsos de marcas como Chanel, Louis Vuitton y Hermès. Hacemos tasaciones. Contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *